miércoles, 25 de junio de 2014

La cita

Era la hora de ir a la cita , no se si debiera de ir, la última vez que le vi, de eso hacía más de diez años, fue tan amarga la despedida que no quisiera  pasar otra vez por lo mismo.
Salgo a la calle decidida a tomar un taxi que me lleve al centro de la ciudad , una vez allí prefiero caminar hasta llegar al lugar donde tendremos una vez más un reencuentro y todo lo que ello conlleva.
Para esta ocasión he decidido que no se lo pondré fácil, estoy un poco harta de ser generosa con él, aunque se que no me pide nada, a veces me canso de estar siempre dispuesta para cuando me necesita, pero es el trato que decidimos darnos y `por ello no se lo reprocho, hace más de diez años que nos vemos esporádicamente y nuestros encuentros siempre terminan de la misma manera , cena , charla y sexo , pero un sexo que solo él sabe proporcionarme , quizás ese sea el motivo que nuestra relación no se halla roto difinitivamente .
Voy absorta paseando  y me doy cuenta que he llegado demasiado pronto , creo que entraré aquí a tomarme una copa antes de ir a mi cita.....
El local no esta mal , la primera impresión me gusta , pues nada más poner los pies escucho Me And Mrs  Jones es como volver tres décadas atrás y recordar lo que esta canción significo para mi un día ... me dirigó a una mesa  que queda en un rinconcito aislada de la entrada , necesito estar sola y pensar , el lugar es el ideal , acogedor y a la par con nostalgia , es como si tuviera vida de cada una de las personas que han pasado por allí, coloco mi bolso en la otra silla y saco mi agenda para consultar las citas de mañana , cuando estoy en ello , llega  un chico joven , alto , moreno y con una cara exageradamente bella, su sonrisa despierta en mi un cosquilleo y sensaciones muy interesantes , con una voz aterciopelada se dirige a mi , me pregunta ¿que desea tomar señorita? mm quien bien suena , le sonrió y le digo que me traiga un Cava Parxet, con un movimiento ligero se da la vuelta y se aleja ofreciéndome .su parte nada mal trasera.
Suena mi celular y al cogerlo veo que es mi cita , me sorprende que me llame , algo pasa , lo descuelgo y oigo su voz , cálida  " hola amor" es su saludo , su voz esta tensa lo noto en su pronunciación , le escucho y  al cavo de dos minutos cuelgo algo decepcionada, pero las cosas a veces o casi siempre suceden por algo.. no podemos vernos han sucedido acontecimientos que son ajenos a nosotros mismo , estoy  enfadada , no es la palabra , pero si un poco crispada.. cuando estoy en mis pensamientos el camarero llega  con la bandeja , la botella , la copa y unos aperitivos .. la deja me sonríe y me dice que sea de mi  agrado , no le respondo solo le miro y hago una leve inclinación de cabeza .
La música sigue sonando y yo sigo allí viendo pasar el ir y venir de gente y pensando  en todo lo que tendría que estar haciendo y sigo sentada como esperando que algo suceda y es cuando me doy cuenta que mi joven y atractivo camarero sale de la barra pero no con su traje de trabajo sino vestido con unos tejanos , camisa blanca y unos náuticos , todo él envuelto con su pelo alborotado , me doy cuenta que me esta observando y que se dirige hacia la mesa ,  no imagino que venga a decirme , pues no he llamado para que sea atendida  cuando esta en ella , se inclina hacia mi y pone su mano en mi hombro y su boca me roza la parte más expuesta de mi oreja en un casi susurro ,  me dice ..... vienes conmigo , te invito a otra copa , pero en otro lugar ... diossss esto no me esta pasando , no es real ,  sin decir nada  saca su cartera y pone encima de la mesa el importe de mi copa , me coge del brazo me levanta de la silla y salimos del local con la música de fondo ... 
Me da la mano y me aferro a ella como si estuviera a punto de desmayarme , somos como dos adolescentes en plena pubertad , no me atrevo a decir nada , es mi camarero el que comienza  diciendome  ¿quieres caminar  o cogemos un taxi,,,? yo me quedo un segundo parada para decir noo prefiero andar , necesito aire , a lo cual a él, le entra una risa , que en  su persona suena como pajarillos  es tan joven  y tan atractivo  que su alegría la trasmite con solo mover esa boca .
Han pasado dos horas desde que empezamos a caminar agarrados de la mano , el tiempo parece haberse parado, solo con su roce me hace estremecer, cuando  me abraza y me susurra al oído alguna frase hace que me ruborice y es como volver a sentir todas las feromonas revolucionadas queriendo saborear todo su cuerpo .
Es la hora de despedirse de ese ángel que no se por qué se ha cruzado en mi camino justo hoy que tenía la cita... 
Nos miramos y nuestros ojos dicen hasta aquí ha llegado esta aventura, ha sido corta pero intensa sus besos han sido los más dulces , sensuales, y diría que tiernos .. él se despide con un te llamaré y mi despedida es hasta siempre te recordaré como mi cita inesperada pero inolvidable.

Nota del autor:
A veces las citas que no se dan , es por que esta predestinado otro acontecimiento.. A.J.F.

Campirela.....


1 comentario:

  1. Sutil, intensa, por como mujer, se adivina lo que pasa por la mente de ella, ahí sola, en esa cita y como vibra el aire con su inesperado acompañante.

    ResponderEliminar