miércoles, 31 de agosto de 2016

Encaje

                     
 Cada noche te esperaba semidesnuda como a ti te gustaba.
  La lencería siempre era oscura , como el deseo que nos unía .                                
  Mis encajes te excitaban ,cuando tú piel rozaban,                            
  siempre me decías , deja que me acaricie la puntilla de tu braga.

   El ritual nos condenaba a una lucha infernal
 tú queriéndome desnudar                             
  yo intentando aguantar.                          
 Hasta que en un ataque frontal , nuestras bocas decidieron  entrar
 al más hondo pozo donde la miel , no era lo más dulce
 de nuestro ser.

   En el acto de amor , los dos salimos vencedores ,
 tú por que sabes seducirme...
 yo por que me dejo seducir...
 es hay cuando nuestro placer se funde en uno solo
 y aquel encaje que te rozó por primera vez....
  se repite una y otra vez.

Campirela_
                           

1 comentario:

  1. Seductor , tentador y muy sensual un saludo para la Dama de tan lindos versos .

    ResponderEliminar