sábado, 25 de febrero de 2017



Me  tapo la cara para no mirar 
quizás tengo miedo de no ver
aquello con lo que sueño...

Es mi deseo tenerte aquí 
ya sé , que no puede ser
pero mi mente viaja 
a través del tiempo 
y con ella el deseo se envuelve 
en un velo 
que embriaga mi ser
con tanta furia 
que me deja 
llena de ti.

Mi cuerpo tiembla solo con pensarte
mis músculos se estiran 
y en proceso 
mis manos acarician aquello 
que tú antes hacías.

Oigo tus palabras 
tus susurros 
y ellos me guían 
hasta la profundidad de mi cueva.

Dejo que mis dedos entren y salgan 
pero en un acto reflejo ellos paran
miro al lado y veo un espejo 
me miro ,
me observo 
y , en él veo tú cara.

Mi lengua se moja los labios 
porque en ellos está la esencia 
de tú ser ..
El semen  que ayer dejaste en ellos
hoy me embriaga hasta 
llegar al orgasmo 
solo tengo mi mente y tú recuerdo
y con eso me basta
para saber que aún 
lejos de ti 
eres mi 
deseo.

Campirela_






















4 comentarios:

  1. Esos dedos que entran y salen, que son sus dedos y su carne, esas ansias salvajes húmedas palpitantes que devoran el placer, sintiéndolo hasta las profundidades del abismo, esa nieve licuada que aun permanece entre tu boca y tu esencia...

    Me encanta leerte tan erótica.

    Un placer estar disfrutando de tus letras.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaa María , me sacas los colores , me alegro no sabes que precisamente tú me digas eso y es pq tus halagos como todos son bien recibidos pero precisamente la Dama del erotismo tiene para mi un valor especial gracias amiga por todos los comentarios que me haces .
      Un fuerte abrazo y te deseo un fin de semana lleno de magia .

      Eliminar
  2. Me cobijo entre mis sabanas,
    Entre mis pensamientos impuros
    Y tus jugos puros son mis zumos,
    Esos que lubrican mis ganas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inspirado poema , gracias por compartirlo .
      Un saludo.

      Eliminar