lunes, 14 de septiembre de 2015

Despedida



A través de la ventana , mis ojos miraban que tú estuvieras debajo de ella..
Todo era posible contigo, para ti nada era imposible
Mis piernas cruzadas sentían el deseo de tenerte dentro de ellas.
Los recuerdos venían a mi mente , cuando me decías en susurros que me querías.
Ahora el deseo se ha marchitado y otra ocupa el lugar que antes yo tenía.
No importa mi vida , tú felicidad es la mía .
Hoy miro a través de esta ventana y mañana saldrá un nuevo día.
Quizás otro encienda mi cuerpo, tal vez encienda mi alma
pero jamás encenderá lo que tú  abrasaste en su día.

Campirela_



1 comentario:

  1. Precioso, aunque triste. Pocas palabras para encerrar un mundo de diversidad.

    ResponderEliminar