viernes, 11 de noviembre de 2016

Y Volar



El ocaso de aquel día nos dejo una bella melodía,
en ella , tú me alzabas al aire y yo volaba de alegría.
Mis brazos extendidos recogían todo el amor que allí había,
Su olor , su esencia la pasión que solo unos momentos antes,
tendidos en la arena , disfrutamos como dos locos enamorados.

Tus manos en mi piel desnuda , no paraban de acariciarme ,
solo pensaba en ese instante _sino ha de ser para mi_ al menos
dame una noche de sexo salvaje , que descubra la hembra que
hay en mí.

Mis plegarias fueron oídas , aquella noche
en la playa , sentí que el mar me abrasaba
las olas entraban y salían
y la arena se pegaba en mi cuerpo
pero sobre todo
sentí que mi alma temblaba
que mi boca se saciaba de la tuya
cuando entrasteis en el laberinto
de mi ser, estallamos en un gemido
tan brutal , que hasta la luna templo
al ver dos cuerpos en uno ardiendo
de pasión.

Campirela_

2 comentarios:

  1. Pasión en tus letras mi querida Campirela, es un placer leerte en este precioso rincón envuelto en sensualidad.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  2. La pasión siempre debemos de poner en todo aquello que hagamos , y mucho más cuando estamos hablando de sentimientos... ya sean de amor , amistad o simplemente sexo .Un fuerte abrazo y gracias siempre .

    ResponderEliminar