viernes, 27 de mayo de 2022

Sin Arrepentimiento

 



Hoy te ofrezco mi espalda
no quiero ver tu mirada
quiero que observes
mis manos perladas

 Ellas están abiertas a ti
ellas aclaman tu presencia
ya no quiero más palabras
 deseo tu cuerpo 
tu alma y, si me dejas 
penetrar en tu mente.

Quiero de ti un amor completo
sin arrepentimientos
quiero recorrer contigo 
el camino hasta
 llegar a esa meta
donde el amor se funda
y nos hierva en las venas.

Me embriaga tu erotismo
cuando me dices 
que quieres poseer mi alma
besar toda mi piel
y que mis suspiros
pronuncien tu nombre.
 
Aquí desnuda 
con adornos nacarados
una noche más, espero
tu presencia para que 
me envuelvas dentro 
de ti, a la locura infinita
del verbo amar, desear y complacer.

Campirela_



viernes, 20 de mayo de 2022

La importancia de un beso!

 


_Vestido negro                              Fue suficiente para atraer tu atención.

_Guantes de satén                         Ellos fue la nota de la elegancia.

_Un sombrero                               Con él cubrí parte de mi rostro.

_Y un perfume embriagador.        Esta fue la nota que hizo saltar algo más que su nariz.

Cuatro objetos fueron suficientes para una velada deliciosa, el glamour era evidente, ahora tendríamos que ver si tú me dabas la talla.

Te diste prisa en bajarme la cremallera del vestido,  ahí cometiste un error, antes debes besar a la dama si el beso no convence no lo hará nada.

Con manos ágiles, te desprendiste de él, tus ojos eran picaros pero tu piel no me quemaba.

Seguiste activo, más no te fijaste que yo era una estatua, bella pero sin calor alguno.

Cuando me dejaste casi desnuda me miraste y ahí viste que mi cara no estaba excitada.

Echaste un paso atrás y sonrojado en voz baja me dijiste...Perdona

Ahora fui yo quien se dirigió hacia ti, puse mis manos en tu hombro y te di la vuelta, te mire a los ojos  en ellos vi pasión, deseo  y hasta me atrevería  a decir que lujuria tan bien.

Caminamos hacia el salón, nos tomamos nuestro tiempo de conversación y hasta una copa nos acompaño.

Que distinto eras del hombre que antes sin posar sus ojos en los míos quiso poseerme sin más, ahora teniamos complicidad, sabíamos aunque poco algo más y sobre todo nuestras manos se fueron rozando poco a poco y sin darnos cuenta nuestros cuerpos comenzaron a vibrar, ese primer beso  hizo saltar toda mi espina dorsal, ahora si, mi cuerpo te deseaba  comenzaba a ser un pequeño volcán, en ti estaba que llegará a erupcionar.





martes, 10 de mayo de 2022

Las siete citas ( Reto de Gustab)

                                          Podéis encontrar mas retos pinchado la imagen...


La magia de mi oficio me permite vivir las vidas de mis protagonistas y el placer de describir lenta y cuidadosamente un encuentro erótico, supera con creces el placer de vivirlo.” 
Isabel Allende

Allí estaba él creí que mi mente me jugaba una mala pasada, era igual que el protagonista de  mi novela, moreno, sexy y  bastante atractivo, su pose distraída me gusto al instante.

Aquello no podía ser casualidad o estaba soñando o tendría la mejor aventura erótica, pero esta vez no la escribiría sino que la disfrutaría en cuerpo y alma.

Como dos personas desconocidas entablamos conversación, era tímido quizás eso le daba ese toque especial de chico bueno, y a la vez sus ojos cuando se quitó los lentes eran vivarachos y desprendían fuego.

La idea de tenerle cerca de mí rondaba mi cabeza desde el primer momento que le vi, fuimos  cogiendo esa confianza que es necesaria para que fluya esa química, no quería que pensará que le estaba utilizando para mis placeres más bajos, aunque en realidad así era.

La tarde la pasamos charlando de cosas diversas, teníamos muchos cosas en común respeto a vivir la vida y relacionarnos con los demás, fue en una pregunta donde me sorprendió su respuesta y me quede noqueada, no supe como interpretarla, él lo tuvo que notar  porque enseguida me cogió las manos y con una suavidad exquisita, se acercó  a mi cara y poniendo sus labios en mi oreja me susurro.

"No temas, me gustas  sé lo que quieres desde el primer momento si sigues pensando lo mismo lo tendrás"

 De repente el chico jovial se convirtió en un hombre con un toque dominante, me cogió la cara y me beso, suave, tranquilo era como entrar en una película a cámara lenta, sus movimientos eran delicados, su lengua acariciaba la mía, y sus labios me engullían hasta dejarme sin aliento.

Cuando nos separamos vi que estaba muy excitado, pero yo lo estaba mucho más. No me importo que estuviéramos en un lugar público, no es que estuviera concurrido de gente, a esa hora de la tarde con el sol calentando cada uno se refugiaba en sus casas, lo único que el astro sol hizo fue calentarnos mucho más.

Sin pensarlo me senté sobre él, mi pudor si es que lo tuve se perdió y solo quería recrear aquella escena que tantas veces escribí, cabalgar en mi corcel hasta llegar a la cumbre y allí satisfacer cada una de mis fantasías, aquel desconocido haría realidad cada una de ellas.

_ Fue más maravilloso que ningún escrito erótico mío, mi cuerpo era un mimbre dentro de  su Verga, me guiaba a cada embestida a un orgasmo donde se repetía con continuidad, mis pechos aumentaron de tamaño y mis pezones eran trozos de hielo que cortaban su camisa, mi calentura se convirtió en fuego y la locura se desató en gemidos y gritos de placer.

Nunca ninguna de mis protagonistas habían alcanzado tal clímax,  era yo la autora la que disfrutaba de tal deleite. Cuando estuve servida de todo placer mi compañero tenía el cuerpo completamente sudado, no solo de él sino de los efluvios que manaban de mí, al igual que de él.

Algo me quedaba por hacer y era darle las gracias por hacer que mi cuerpo y mente se liberaran de tabúes, no sin antes desearle otra vez, ahora sería yo quien lamiera cada trozo de su piel, jugamos como niños y disfrutamos como adultos. El parque fue testigo mudo de escenas de alto contenido sexual él guardaría los secretos de dos desconocidos que disfrutaron de un sexo consentido sin miedos ni perjuicios solo deseando y dando placer.

Campirela_




viernes, 6 de mayo de 2022

Sentir!!



 ¡Bésame esta noche!

con ganas, con fuerza
quiero sentir tu cuerpo
enredado en el mío
quiero que me vuelvas loca
quiero sentir latir tu corazón
como va acelerándose.
Quiero que me lleves
a la cima del placer
que me enseñes  a entregarme 
sin miedos ni pudores.
Que mi cuerpo arda en llamas
que perfumes mi sexo 
de incienso y mirra
que lo mezcles con tu esencia.
Que tu lengua no deje de jugar
que transite por todo el mapa  de mi cuerpo
que suba volcanes, que baje al fuego
y allí que pare... y lo apague.
Ahora mírame a los ojos
y  sin decir palabra
entra dentro de mi
y acabemos nuestra cruzada.
Cuando oigas mis gemidos 
apriétame fuerte con tus brazos
quiero sentirte tan adentro 
que el salir de mí te cueste
casi la vida.
En mí dejaras tu huella
prendida.

Campirela_




viernes, 29 de abril de 2022

Un recuerdo romántico



 El tiempo ha pasado tan rápido

y tú regresas a mi memoria

entonces éramos dos en un solo cuerpo

nos amábamos, creíamos que seria eterno.

Que equivocados estábamos

el amor dura hasta que algo 

en él se va marchitando.

Pero hoy  te recuerdo

no sé, me vino tu rostro

a la mente, tu boca, tus manos

tu cuerpo esbelto

y tu cabello rizado.

Un rayo de luz 

reflejo aquella noche el rio

solo tú y yo 

y la luna de testigo.

Aún recuerdo

 nuestros cuerpos desnudos

mojados disfrutando 

como dos enamorados

me besabas, acariciabas

  nuestros cuerpos temblaban.

Allí en el rio me hiciste mujer, 

allí perdí mi inocencia

para entregarte no solo mi cuerpo

 sino mi corazón

Nos juramos amor eterno

como ves no pudo ser

pero no me arrepiento 

por qué nuestro amor fue real.

La vida nos separo 

hoy vuelves  a mis recuerdos,

tal vez sea añoranza

endulzada con  amor.

La vida nos cambio 

nuestros rumbos fueron distintos,

pero si algo tiene la memoria 

es que el amor primero 

se queda en ese lugar preferente

que corresponde a las cosas 

importantes.

Campirela_






viernes, 22 de abril de 2022

Deseo contenido

 


Mis manos parecen hormigas trepando por tu cuerpo

van en busca de algo 

 tal vez sepan ellas más que yo

lo que desea mi cuerpo, 

sediento de tu sexo.

Más con tu boca me derrito

me embriaga cual droga

me embelesa y dejo que me arrastre 

hasta desarmarme y dejarme sin fuerzas.


Aquí, ahora te deseo

no quiero más retrasos 

solo sé que de placer 

me muero.

Me dices que te habite

que beba de la savia de tu boca

que tu corazón es mío 

hasta que este estalle

será ahora o tal vez esta noche.

Campirela_



jueves, 14 de abril de 2022

Un relato diferente....

                                 Si pinchan en la imagen les llevará a la Habitación Violeta


Ataduras
Este relato es la primera vez que escribo algo de esta temática de BDSM, ( un proyecto de Dulce por su aniversario bloguero)

Experiencias Ilimitadas.

Soy nueva en este club, ni tan siquiera sé cómo he llegado, tal vez sea el desengaño amoroso, o tal vez las ansias de libertad de tanto tiempo ser una persona abnegada a los demás.
Mi primer encuentro fue algo que nunca olvidaré, me enseño a ser en verdad quien era yo.
Ese día comenzó siendo distintos a los demás, de entrada yo no era la misma persona que me había acostado la noche anterior.
Mi desayuno fue mucho más nutritivo, cereales, zumos, y una barrita energética de alto contenido en sodio, todo esto era el principio para prepararme para una sesión de sexo duro. Para ello mi alimentación tenía que contener nutrientes en cantidad para no llegar a una posible deshidratación por exceso de sudor. 
Mi vestuario era diferente lencería sexy, taconazos, medias, corsé y ese vestido negro de cuero ceñido que marcaban mis caderas como ninguna prenda anterior las había marcado.
Mi perfume tan bien fue diferente, el olor era embriagador, le compré en una tienda donde eran especialista en perfumes afrodisiacos, según ellos su aroma penetraba en la pituitaria y hacía que las feromonas se dispararan.
Estaba casi lista para tener mi primera experiencia en BDSM, me miré al espejo y vi una mujer distinta, mis ojos destellaban libertad y mi cuerpo deseo, lujuria y mucha aventura.
Al llegar al club todo estaba impoluto, el portero, un hombre alto, corpulento, bien vestido, me pidió el carnet del club, lo saqué de mi bolso y me dio las indicaciones pertinentes.
Al entrar en la sala vi varias parejas tomando una copa  charlando amigablemente, es como si todos ya se conocieran, mi primer paso fue tomar una copa y observar, no sabía que me esperaba, pero algo tenía claro, me dejaría llevar por la magia del misterio.
Hacia mí vino una mujer exuberante, me saludo ofreciendo su mano, después me llevo a un lugar discreto donde me expuso las reglas del juego. 
_ Todo claro, Pandora
_ Sí, pero mi nombre es...
_ Sip, aquí eres Pandora, no se te olvide.
Después de presentarme a componentes del club, y tranquilizar un poco mis nervios de primeriza, vino el momento inicial, un sonido tibio de campanillas hizo que el murmullo de las charlas quedaran en silencio.
Aquella mujer que me bautizo con mi nuevo nombre estaba en medio del salón en posición de comunicar algo que todos los presentes ansiaban, sus caras era delatadoras de ello. 
_ Amigos, ha llegado la hora que cada uno de vosotros elijáis a vuestra pareja como ya sabéis, hoy toca a la mujer elegir a su amo, durante el periodo de dos horas él será su dueño y señor  hará bajo su mandato todo lo acordado entre ambos antes del comienzo y sobre todo recordar siempre la palabra de seguridad.
Ya tenía en mente quien sería el mío, solo faltaba que le eligiera antes que otra dama del salón, fui con decisión, le mire y él asumió mi elección.
Desde ese instante quede en manos de un desconocido, este hecho un paso delante de mí, me miro y únicamente dijo:
 Sígueme,  fui a contestar, pero no me dio tiempo, se giró con una  mirada penetrante.
_ Cada vez que te hable, tu respuesta ha de ser "Si amo"
Entramos en una sala de dimensiones pequeñas, pero reconfortante, la decoración sencilla, pocos muebles, pero muchos aparatos que desconocía de su servicio,  más tarde supe para qué eran utilizados.
Paris, ese  es  el nombre de mi amo, lo supe al finalizar nuestra primera sesión fue indulgente conmigo, antes de comenzar ya noto que era mi primera vez, así pues no fue demasiado estricto, me enseño poco a poco a disfrutar del sexo de otra forma.
Comenzó por mandarme que me despojara de mis vestimentas, pero también de mi personaje y me centrará en mi misión hacerle disfrutar del sexo en toda su dimensión.
_Si amo, fue mi respuesta. Observe que eso le complacía. 
Una vez en ropa interior, _no quiso que me despojara de ella_ me dijo que así le excitaba más ver mi lencería, pues ya la quitaría él  a su modo. 
Vi que cogió unas cintas de cuero negro,  me ato las muñecas detrás de la espalda,  con voz firme  me ordeno que me sentara en la silla en medio de la habitación y que abriera mis piernas todo lo que pudiera, eso me dio un poco de pudor, abrí las piernas y mi sexo quedo casi al descubierto. Mi amo no me quitaba la mirada de encima con  un gesto de cabeza ordeno que podría abrirlas más, obedecí, baje la cara y él con la mano la subió.
_ Solamente cuando yo lo diga la agacharás mientras tanto quiero ver tu cara _
Si amo.
Bien, ahora quiero que con tu boca abras mi pantalón, y con esa lengua hagas que mi sexo arda como el fuego.
Mi cara estaba a la altura de su bragueta, acerque mi boca a ella y comencé mi labor, abrí lentamente la cremallera, observe su  miembro, no estaba suficiente excitado, pero tenía un grosor, con toda la ayuda de mi boca y cabeza, logre con esfuerzo bajar los pantalones, y dejarle en ropa interior creí oír un gemido, pues no levante mi rostro hacia él, seguí  con la misión de liberar  su miembro aquello iba cogiendo longitud, antes de tener todo fuera me cogió de mi cabello y me hizo parar.
Ahora vamos a jugar, quiero que confíes en mí y obedezcas, solo si te sientes mal, házmelo saber con nuestra palabra mágica.
Si amo; sigue hasta que te mande parar.
Su falo estaba fuera del todo, él me cogió de la cara y me dijo ahora ya sabes saborea  al señor y hazle sentirse en el olimpo, esas palabras me excitaron de un modo que mi boca era el mejor manjar que alguna vez tuvo su señor. Sus latidos dentro de ella así me lo confirmaban, mis manos atadas se estaban perdiendo el contacto con su dos bolas del mundo.
La felación estaba siendo un placer para mí y como no para él, mi boca se llena de flujos salivares y esperma fluyo por toda mi cara, el primer objetivo fue realmente magnífico, hubo algo que nos compenetró él mandando y yo obedeciendo.
Quedamos relajados no sin  oír un estruendo de suspiro de mi amo y señor, allí en ese momento supe que lo sería su fuerza, su sabor, algo sentí dentro de mí que me dejo tatuada para él.
Sin quitarme las ataduras se arrodilló ante mí me obligo abrir aún más mis piernas y del mismo modo que saboree su señor él me lleno de su saliva mi cueva sagrada, llevándome donde jamás nadie lo hizo, mis gritos eran la forma de liberar mi tensión, de darle las gracias por el placer  que me daba, cuando llegue a mi clímax bajo su densidad, y se alejó de mí, me desespere, pero él sonreía, quiera veme así frustrada de no alcanzar mi gran orgasmo por qué él es el dueño y señor, mi cara se transformó se tensó, hasta que sin darme tregua volvió inclinarse y su cometido fue sus dedos dentro de mí,  un grito que fue gutural hizo que mi esencia se derramará por mis muslos llegando al suelo, no era real lo que sentí, pero si lo fue mis brazos me dolían de no poder moverlos como me hubiera gustado, pero la atadura me lo impedía, el placer era tal que no importó.
Esa sesión primera fue el comienzo de algo nuevo para mí, mi liberación sexual. 
Paris me enseñó con él, aprendí a sentir el sexo de una forma que nunca pensé que existiera.
Campirela_


Feliz cumpleaños del blog, once años dan para muchos poemas, pero tan bien para forjar un amistad desde las letras y el saber estar como demuestras en cada uno de tus comentarios...Gracias Dulce,